fbpx

Abriendonos a nuevas posibilidades sobre lo que pensamos de nosotras

Hola ,

Las semana pasada te dejaba varias preguntas de reflexión y observación 

La primera de estas preguntas era esta:

¿Qué piensas y crees de ti?

Y te invitaba a no juzgar lo que aparecía, a observarte con cariño,  y además te decía «sea lo que sea es información que te servirá para ir transformando los pensamientos y creencias que no te apoyan en pensamientos y creencias que te den apoyo»

Hoy te voy a hablar algo más sobre este tema

¿Qué piensas de ti?

A veces plantearse esta pregunta lleva a un sin fin de cosas y  la mayoría de las veces nos empiezan a venir un montón de juicios hacia nosotras mismas, que nos abruman tanto que decidimos dejar esta pregunta lejos

Justo aquello que empieza a llegarte sobre ti, es lo que te estás escuchando a ti misma. Los mensajes más potentes son aquellos que nos escuchamos con nuestra propia voz interna, nuestros pensamiento

Tal vez te hayas escuchado más de una vez, echándote la «bronca» a ti misma, con alguna expresión  de estás: «eres tonta», «cómo has podido caer otra vez», «nunca aprenderás», «lo haces todo mal», «eres una mala persona», «nunca saldrás de aquí», «esto no es para ti», «no tienes ni idea de nada», «eres tal..», eres cuál», «tú no puedes», «no lo vas a lograr» y más y más y más

Alguna o algunas de estas expresiones repetidas en nuestro interior una y otra vez, son como una canción que escuchas y escuchas sin parar y al final la aprendes de memoria y de repente, te pones a cantar la canción sin darte ni cuenta. 

Es como un mantra que repites, repites y repites entrando en un trance en el que el mantra pasa a formar parte de ti

Siempre me ha fascinado todo lo relacionado con la expresión y el lenguaje es una forma de expresión.

Hace años hice un curso profundo y largo sobre el lenguaje, sobre su estructura superficial y su estructura profunda y fue todo un descubrimiento de cómo detrás de lo que decimos hay una estructura profunda que sostiene cómo comprendemos el mundo y sobre todo cómo pensamos y cómo nos vemos a nosotras mismas. 

Palabras como debería, tengo que, siempre, nunca, pero (negando lo anteriormente dicho), y muchas, muchas más son devastadoras en ciertos aspectos

Nuestro mundo de los pensamientos se ha ido formando desde el mismo momento en el que empezamos a registrar, a través de nuestra memoria, códigos y simbologías

La gran parte de nuestro pensamiento es automático y repetitivo y por eso lo que nos decimos a nosotras mismas también

Mucho de lo que nos decimos suele ser: 

-Algo que escuchamos en voz de otras personas una y otra vez, hasta que se convirtió en algo que tenía nuestra propia voz 

-O es algo que escuchamos sobre nosotras, y que iba directo a nuestra identidad, «eres…» y que vino con un fuerte impacto emocional y se quedo grabado a fuego y por eso lo seguimos escuchando con fuerza

Todos estos pensamientos y creencias sobre nosotras mismas van minando nuestro auto-concepto y nuestra sensación de seguridad

Para mí,  es bueno hacer este ejercicio de «¿Qué pienso sobre mí?» para poder darnos cuenta de lo que hay detrás sosteniendo esto y ponerlo en duda.

Por eso hoy te invito a hacer esta otra propuesta

Lo que apareció al preguntarte ¿Qué pienso sobre mí? y tenía un tinte negativo  darle una vuelta y convertirlo en una nueva posibilidad

Por ejemplo:

«Soy tonta»-  Tal vez he hecho alguna tontería y además hago muchas cosas que no son tonterías

«Nunca aprenderás»-  ¿Nunca? No, estoy aprendiendo todavía

«Lo haces todo mal» – Hay muchas cosas que hago bien

«Nunca saldrás de aquí»- ¿Nunca? Estoy aprendiendo a salir de aquí

«Esto no es para ti»- Tal vez si, lo averiguaré cuando lo pruebe  

«No tienes ni idea de nada»- Hay muchas cosas de las que sí tengo idea

«Eres tal..» – Y su contrario también

«Eres cuál»- A veces sí y otras también lo opuesto

«Tú no puedes»- Sí puedo, tal vez estoy aprendiendo todavía

«No lo vas a lograr»- Voy a darme la oportunidad, eso ya es lograrlo

A mi me resulta muy enriquecedor dar la vuelta a lo que me digo a mi misma

A veces también lo hago con aquello que alimenta mi «soberbia»

«Soy muy cariñosa» Y lo contrario también
«Soy muy comprensiva» Y lo contrario también
«Soy muy atenta» Y lo contrario también
«Soy muy abierta» Y lo contrario también
«Soy muy paciente» Y lo contrario también

Y este ejercicio también me resulta muy rico para soltar cualquier «Soy»  que me identifique con una cualidad nada más

Porque «somos esto, somos aquello, las dos cosas, ninguna de ellas y además mucho mucho más» 

A por ello 

Me gusta mucho leer lo que recibo sobre los email, así es que si quieres comentarme algo encantada de leerte

Si hay algún tema que te gustaría que tratara en estos email, por favor no dudes en compartirlo conmigo. Estos email son para tratar temas interesantes y que sean útiles para todos y todas, por eso te animo y  si hay algo en concreto me lo hagas llegar, gracias 

A por una semana transformando los mensajes negativos que nos damos en posibilidades

¡Seguimos adelante!

Blanca Fernández-Cid Hall

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.