Gratitud infinita, cuatro años compartiendo

Hola ,

Esta semana he vuelto atrás en estos email semanales, tenía curiosidad en ver cuándo comencé a compartir cada semana y menuda sorpresa más preciosa, se ha dibujado una sonrisa enorme en mi, el primer email fue el día 4 de octubre de 2017

Cuánta gratitud a los que llegaron y se fueron, a los que llegasteis y os quedasteis, a los que seguís aquí y dais sentido a este compartir semanal

GRACIAS de todo corazón

Leía estos primeros email que os enviaba y  compartía que para mí había supuesto un apoyo tremendo dar el paso de aprender a escuchar a mi cuerpo, tocarlo, mimarlo, llorarlo y reírlo 

Hace ya «taitantos» años, comenzó mi andadura en este mundo precioso del desarrollo y la transformación para encontrar posibilidades diferentes, para abrir mente, corazón, cuerpo y energía a algo nuevo

Todo comenzó por una llamada a mi misma a parar, a escucharme, a comprenderme y a transformar aquello que me daba cuenta que me alejaba de mi

Alejándome de mi, me alejaba de los que me rodeaban

Dice Richard Moss «La distancia entre tú y los demás es la misma que entre tú y tu misma», cuánto bien me hizo repetirme esto, cuánto bien me hizo despertar a la necesidad de empezar por descubrirme a mi

Esta llamada me llevo, en un primer paso, a observar y escuchar mis pensamientos y aprender qué ocurre en esta mente parlanchina, cognitiva, cómo funciona nuestra parte más racional y ejecutiva

Adentrarme en esto fue fascinante pero algo quedaba fuera y por eso después decidí adentrarme en el mundo de las emociones, qué maravilla incluir, unir, experimentar y comprender desde este enfoque, se unía al más cognitivo como un engranaje preciso, al final son lo mismo, no son separados, son en unión

Metida en estos mundos, y mientras descubría más y más sobre las emociones, el cuerpo empezó a llamarme, como si me dijera, «yo estoy también aquí, y estás habitándome, pon curiosidad ahora en mi y aprende a escucharme a escucharte» 

Y allá que me lancé a probar, investigar, formarme y descubrir el poder de la mente somática (Cuerpo/emociones), y mira que soy pesada en mis email, en las sesiones, talleres, cursos y en los encuentros online con la mente somática (El cuerpo que siente como mente)

Y mientras andaba con estos descubrimientos, la vida me puso en contacto de forma paralela con nuestra mente colectiva, la mente de campo, la sabiduría colectiva, esta que se pone en marcha allí cuándo conectamos con lo que hay más allá de nuestras fronteras corporales, ese lugar dónde vive la Creatividad

Y aquí sigo, experimentando, aprendiendo y poniendo mi curiosidad y pasión por hacer la distancia entre nosotras y nosotras mismas cada vez más y más corta

Y puede que te preguntes y ¿para qué este recorrido, Blanca?

Este recorrido es para compartir que esto es lo que haremos en los encuentros online, para ti, para mi, para todos

Nos centraremos en la mente somática, (cuerpo/emociones) porque es la que menos solemos escuchar, pero nuestra mente cognitiva,  y la mente de campo o colectiva nos darán apoyo 

Nuestra mente cognitiva, nuestra mente racional nos acompañará cómo observadora e integradora, nuestra mente somática (cuerpo-emoción) nos acompañará en el sentir y la mente de campo, colectiva, la creatividad, nos apoyará en el ir más allá de nuestras fronteras y limitaciones para darnos cuenta de algo nuevo en nuestro presente

Te recuerdo que estos encuentros  son un rato para disfrutar con nosotras y con los demás suscriptores, para mi son encuentros que preparo con mimo y en los que al empezar  suelto lo preparado para fluir y disfrutar de estar en contacto con quiénes se quieren hacer participe, son abiertos a todas las personas suscritas y sin coste, si quieres invitar a alguien no hay problema escríbeme para que pueda enviar el enlace

Empezamos con estos encuentros en pleno confinamiento y creo que es una de las actividades que más he echado de menos durante los cuatro meses que he estado centrada solo en la recuperación de mi compañero de vida

Conexión con nosotras, entre nosotras, más allá de nosotras

Así es que te animo a participar, desde tu espacio, conectarte y dejarte experimentar

Me habéis preguntado si puedo grabar las sesiones, pero no me es posible por las músicas que utilizo, son canciones que puedo utilizar en los encuentros en vivo, pero no puedo grabar y compartir, lo siento mucho, mucho. Tengo una sesión grabada con música comprada para poder compartir, estoy todavía editando, pero en cuanto esté la compartiré. Aún así no será lo mismo, los encuentros son algo bonito de vivenciar aunque sean online

El viernes enviaré el enlace por la mañana para entrar en la sala Zoom a las 18, seré puntual y empezaremos de nuevo la aventura

Para mi siempre son algo nuevo, da igual que parezca lo mismo, el momento no es el mismo y todo se transforma en la forma y el fondo

¡Ya siento las mariposas en mí, qué ilusión !

Y hoy quiero compartir, para terminar y para que lo veas a lo largo de la semana,  un trocito de cinco minutos de una conversación con Nazareth Castellanos, una mujer maravillosa, Física, Neuro-científica  y divulgadora científica, me recuerda en su pasión a Margarita Salas, otra científica que me encanta escuchar aunque ya no esté con nosotros

Este pequeño video habla sobre las emociones, el cuerpo y el cerebro desde la mirada de la ciencia, te va a encantar, Nazareth Castellanos es pura pasión al hablar, es clara, transparente, hace fácil lo difícil, esto me encaaaanta.
Lo compartido tantas y tantas veces sobre las emociones y el cuerpo y el cerebro y su conexión constante, lo vas a escuchar en palabras de esta maravillosa mujer que admiro profundamente 

Haz click en el enlace verde para ver el video de cinco minutos

Video de 5 minutos. Nazareth Castellanos, Emociones, cerebro y cuerpo


Y ya te dejo por hoy 

A por una semana cerquita de ti, muy cerquita de ti y GRACIAS  por hoy estar leyéndome, tú das sentido a este email, mi gratitud infinita

¡Seguimos adelante!

Blanca

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.